beachbaby

Las 5 reglas de oro para llevar a tu bebé a la playa‏

1. Nada de baños en los primeros 4 meses

Imagen

Los baños en la playa no son recomendables para los bebés menores de 4 meses, esto también se aplica al bañarlos en piscinas. En primer lugar, porque tu bebé no obtendrá ningún beneficio, sino todo lo contrario, podría llevarse un buen susto con el agua y eso le dejaría fuertes secuelas, y ni hablar de la cantidad de gérmenes y hongos que podría agarrar al tener contacto con el agua. Generalmente se recomienda que el bebé no pase más de 5 minutos en el agua hasta la edad de un año, esto se debe a que su sistema termorregulador todavía no es del todo eficaz y su cuerpo podría enfriarse rápidamente. 

2. Nunca lo dejes totalmente desnudo sobre la arena

Imagen

Ya sea para jugar o para dormir la siesta, siempre coloca a tu bebé sobre una toalla. El contacto directo de su piel sensible con la arena podría causarle irritación o alguna infección, especialmente a las niñas.

Si el bebé se lleva arena a la boca no te alarmes, es algo común. La arena se adhiere a la saliva, podrás limpiarle la boca con una toallita húmeda. No le des agua e intentes que escupa la arena, se tragará todo. Si le cae arena en los ojos, no los frotes, límpiaselos con abundante agua.

Cuando vuelvan a casa y lo bañes, haz énfasis en los pliegues del bebé para que no le queden restos de arena.

3. Gafas de sol: indispensables

Imagen

Los ojos de los niños son mucho más sensibles a los rayos UV que los ojos de un adulto, es por ello que sus lentes de sol no deben ser un simple accesorio. Olvida los modelos de fantasía: bajo el efecto del plástico tintado las pupilas se dilatan, permitiendo que se filtren más rayos UV.

Para asegurarte de que son lentes de sol eficaces, fíjate que tengan el símbolo de CE y que proporcionen un factor de protección del tipo 3 ó 4. Respecto a la forma, elije una montura grande y larga, en lugar de aquellas que tienen cristales redondos y pequeños. 

4. La sombrilla no es suficiente

Imagen

La sombrilla es útil, pero no es suficiente. Una gorra es algo que debemos añadir a la vestimenta playera del bebé. Además, no te fíes de los días nublados, son aún más peligrosos que los días soleados, pues solemos pensar que no ocurre nada pero las nubes dejan pasar igualmente los rayos UV.

 5. Protección solar “especial para bebés”

Imagen

La piel del bebé es muy fina y absorberá todos los ingredientes químicos que compongan al protector solar. Por eso es preferible que uses productos hipoalergénicos que hayan sido probados sobre pieles sensibles y su protección UV sea óptima. Asegúrate de que la protección sea de 30 ó 50, así estarás cuidando la delicada piel de tu bebé.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s